Searching...

Pretratamiento de aguas residuales

El pretratamiento de las aguas residuales comprende una serie de procesos de tipo físico y/o químicos que tienen como finalidad separar del agua aquellos sólidos, grasas, aceites y sustancias que, ya sea por su tamaño o por su naturaleza, pudieran originar problemas en los procesos posteriores del tratamiento, como la obstrucción de tuberías y bombas, formación de depósitos de arenas o la rotura de equipos.

El pretratamiento de aguas residuales comprende los siguientes procesos, aunque en una planta de depuración no es necesaria la instalación de todos ellos:

  • Separación de grandes sólidos: se produce en el pozo de gruesos, situado en un ensanchamiento del canal de llegada a la planta de tratamiento.
  • Desbaste: es una operación realizada mediante rejillas, que retienen los objetos flotantes, y cuerpos extraños del agua.
  • Tamizado: consiste en una filtración por un soporte delgado, como tamices, microtamices y macrotamices.
  • Dilaceración: el dilacerador es un tamiz tipo tambor que gira alrededor de un eje vertical provisto de ranuras con un paso entre 6-10 mm.
  • Desarenado: se realiza mediante canales desarenadores, desarenadores rectangulares aireados o desarenadores circulares con alimentación tangencial.
  • Desengrasado-desaceitado: la separación de grasa y aceites puede producirse en los decantadores primarios al disponer de unas rasquetas superficiales de barrido. No obstante, si el volumen de grasa es grande, las rasquetas no bastan y deben emplearse trampas de grasa u otros desengrasadores separados del desarenado.
  • Preaireación: se realiza mediante difusores y aireadores mecánicos (turbinas, aireadores de superficie) con el fin de eliminar los compuestos volátiles de las aguas servidas, y aumentar el contenido de oxígeno en el agua, para disminuir la producción de malos olores en las etapas siguientes del tratamiento. 
 Imagen: jonathan chanca


 
Back to top!